Consulta 2011: cómo tapar el fraude con un escándalo cualquiera

En la consulta popular de 2011, la OEA denunció que un 63,61% de actas tenía inconsistencias numéricas.
El oficialismo tapó el evidente fraude electoral con un escándalo de firmas que logró desviar la opinión pública.
La sociedad debe centrar sus ojos en la transparencia del sistema informático electoral con miras a las elecciones de 2017.

Leer más

Consulta 2011: cómo tapar el fraude con un escándalo cualquiera (4)

En la consulta popular de 2011, la OEA denunció que un 63,61% de actas tenía inconsistencias numéricas.
El oficialismo tapó el evidente fraude electoral con un escándalo de firmas que logró desviar la opinión pública.
La sociedad debe centrar sus ojos en la transparencia del sistema informático electoral con miras a las elecciones de 2017.

Leer más